La tradición de la familia Krauss como empresa familiar en el sector de la madera se remonta a principios  del siglo pasado.

En el año 1908, los antepasados de la familia Krauss abrieron una empresa de fabricación de ventanas de madera, puertas y cristalería artística para iglesias.

En 1927, es decir, hace unos 80 años, el abuelo de la actual socia Johanna Krauss, adquirió los conocimientos del montaje de parquet. La familia Krauss ha permanecido fiel a esta tradición hasta hoy en día.

Sería difícil de estimar cuántos m2 de parquet se han instalado en estos últimos 80 años, pero, indudablemente, gran cantidad de conocimientos y experiencias han sido adquiridos y transmitidos de generación en generación.

Un gran acontecimiento se produjo en el año 1971, los Pavimentos Deportivos se desarrollaron gracias a la introducción de la nueva DIN 18 032 ( norma para Pavimentos Deportivos) y se instalaron con éxito. Debido a este hecho la empresa Krauss esta en posesion de certificaciones propias para Pavimentos Deportivos, con referencias en  todo el mundo.

Los primeros contactos con empresas españolas del sector de las instalaciones deportivas, se produjeron en 1979, en una época en la que en España aún se precisaba de licencia de importación para la entrada de productos extranjeros.

Más de 100.000 m2 de pavimentos instalados en todas las regiones de España demuestran claramente que los “Productos Krauss” de alta calidad son muy demandados.

Esto desembocó en el traslado de toda la empresa en el año 1998 a España.

Finalmente, en el año 2004 tras finalizar sus estudios la actual socia Johanna Krauss y perfeccionar sus conocimientos de la lengua española e inglesa se constituyó la mercantil

“Krauss Sportboden Parquet y Pavimentos Deportivos, s.l.”